La importancia de planificar

Planificar es la llave para alcanzar la estabilidad financiera. Quien planifica sus gastos maneja su presupuesto de manera efectiva y de igual modo puede responder oportunamente ante los imprevistos. ¿Sabes cómo hacer una planificación efectiva? Si la respuesta es NO, lee esta guía y aprende a manejar tus gastos e ingresos.

La importancia de planificar

La importancia de planificar: costos y beneficios

La importancia de planificar: costos y beneficios

El primer paso para planificarte es conocer cómo está tu situación financiera. Cuál es tu nivel de gastos frente a los ingresos, cuáles son tus metas a corto, mediano y largo plazo y cuánto es la cuota que destinas para cumplir estas metas. Una vez tienes todo listo puedes armar un Presupuesto General de Gastos e Ingresos, el cual te da una visión general de tus finanzas.

Planificar significa tener organizadas las cosas que vas a hacer y cómo las harás. Debes analizar cada situación o gasto previamente: costos, a qué debes renunciar y por cuánto tiempo. Siempre debes tener en cuenta cuáles son las consecuencias de tus acciones y cómo responderás a ellas.

Por ejemplo, si estás planificando comprar un vehículo ésta sería la fórmula:

  • ¿Este gasto va en orden con mi plan financiero?
  • ¿Lo puedo hacer ahora o lo puedo postergar?
  • ¿Qué representa este gasto para mí? ¿Me ayudará a aumentar mis ingresos?
  • ¿Es lo mejor que puedo conseguir en relación calidad-precio?

Después de haber analizado tu realidad financiera y las implicaciones de este gasto que estás planificando. Analiza los costos y beneficios antes de hacer una compra, determina en base a tu presupuesto cuál es la forma más efectiva de realizar los pagos. ¡Planifica! Tu futuro depende de ello.