Consejos | 4 julio, 2017

Consolidando deudas: plan de ahorro o préstamo de consolidación

Consolidando deudas: plan de ahorro o préstamo de consolidación

No solo los chicos tienen pesadillas, los adultos también pueden tener un “cuco” que no los deja dormir: las deudas. Si es tu caso, ha llegado el momento de plantearte un préstamo de consolidación de deudas o un plan rígido de ahorro.

Estas son situaciones extremas, ocurren cuando se tienen pagos pendientes en distintos productos financieros: tarjetas de créditos, préstamos de consumo, hipotecas, créditos de vehículo, préstamos para la empresa, por mencionar algunas categorías.

Cada uno de ellos tiene un interés, fecha de pago y plazos diferentes. Puede dar una sensación de vértigo recordar tantos datos, pero sobre todo saber que no se tiene dinero suficiente; y responder a estos compromisos se convierte en un verdadero dolor de cabeza.

Una solución a esta pesadilla es un préstamo de consolidación. Esta resulta de negociar con el banco un solo préstamo que aglutine todos los otros. De este modo se pagará un solo monto a una tasa más manejable.

Préstamo de consolidación

CONSOLIDAR LOS PLAZOS

Ahora bien, debes evaluar el plazo de esa deuda, en este caso unificada. Si el lapso es muy prolongado, los intereses, aunque bajos en su apreciación mensual, pudieran resultar onerosos cuando se considera todo el periodo. Esta decisión dependerá de capacidad de pago.

Si el endeudamiento es muy elevado, es probable que el préstamo de consolidación te dé un respiro, así como la tranquilidad monetaria y mental (ya no más pesadillas con el “cuco”) para poner orden en tus gastos.

Si logras reducir el monto de lo que adeudas al mes, eso te permite ahorrar. Como quiera, el ahorro no es algo de lo que puedas prescindir. El descuido te puede llevar a un endeudamiento incluso mayor.

PLAN DE AHORRO  

Si una vez que examinas lo que debes por la adquisición del carro, tu consumo personal y de tarjeta de crédito (por poner un escenario), el monto total no te resulta tan elevado, pues debes formular un plan de ahorro. Esta es una alternativa a la consolidación de deudas.

Evalúa todos los rubros a los que debes destinar dinero, y ahora, con honestidad, decide en cuáles puedes hacer reducciones o, de plano, prescindir.

Para que tengas más pistas, revisa nuestro artículo 7 pasos para sanar tu salud financiera. Te dejamos una herramienta adicional, nuestra calculadora para saber cuánto tiempo te puede tomar cumplir con tu compromiso económico.

8 Tips para ahorrar en tus gastos fijos

8 Tips para ahorrar en tus gastos fijos

No importa el nivel de ingresos que tenga, siempre hay posibilidad para ahorro. Siguiendo estos ...

Ver Más